¿Qué factores influyen en el precio del oro?

El precio del oro está generalmente inversamente relacionada con el valor del dólar de los Estados Unidos. Un dólar más fuerte tiende a mantener el precio del oro más bajo y controlado. Por el contrario, un dólar más débil es probable que conduzca el precio del oro más alto. Esto se da porque la gente tiene una tendencia a invertir y el comercio en dólares cuando el dólar es fuerte. En tiempos de incertidumbre económica y especialmente con un dólar débil, se prefiere invertir en oro, a través de vehículos como los fondos de oro o monedas.

Los bancos centrales mantienen las monedas de papel y el oro en reserva. El Consejo Mundial del Oro (World Gold Council) ha declarado que los bancos centrales han comenzado recientemente a comprar más oro de lo que están vendiendo, la primera vez que esto ha sucedido en las últimas décadas. A medida que los bancos centrales a diversifican sus reservas monetarias, el precio del oro sube. Muchas de las naciones del mundo tienen reservas que se componen principalmente de oro, los Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia, Suiza y China concentran las mayores posesiones.

En tiempos de incertidumbre económica, como se ha visto durante la recesión de finales de los años 2000 o 2008, más personas recurren a la inversión en oro. El oro es a menudo considerado como un “valor refugio” para los inversores en tiempos de incertidumbre. Cuando los rendimientos esperados o reales de los bonos, y las acciones andan de capa caída, aumenta el interés en la inversión de oro, lo que finalmente, termina elevando su precio. El oro puede ser utilizado como una cobertura contra la devaluación de la moneda, la inflación o la deflación… En definitiva todo lo que suponga incertidumbre y miedo. Asimismo, el oro también es visto como valor refugio para protegerse de la inestabilidad política, como lo demuestran los recientes disturbios en el Medio Oriente y el Norte de África, que puede ser en parte responsable de la reciente escalada del oro a nuevos máximos.

Los principales productores de la minería de oro en todo el mundo son China, Sudáfrica, Estados Unidos, Australia, Rusia y Perú. La producción mundial, evidentemente, afecta el precio del oro. La producción minera de oro aumentó en alrededor de 3% en 2010 a cerca de 2.652 toneladas, según Gold Fields Mineral Services varias minas nuevas iniciaron la actividad a gran escala. A pesar de este pequeño aumento, la producción de las mina ha estado en declive desde la década de 2000. La explicación que existe detrás es que todo el “oro fácil” ya ha sido extraído. Por lo tanto, los mineros ahora tienen que profundizar más para acceder a las reservas de oro de calidad. El hecho de que el oro tiene una mayor dificultad en su extracción plantea problemas adicionales: los mineros están expuestos a riesgos adicionales, y el impacto ambiental es mayor y obviamente el coste será mayor para obtener menos oro. Si los costes llegan a situarse por encima del precio del oro, las mineras tenderán a frenar su actividad, y una menor oferta supondrá un catalizador para el precio del oro. En la actualidad los productores mundiales Newmont y Anglogold son los que tienen sus costes más cerca del precio cotización de 1.090 dólares la onza.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *